[Reseña #166] Un Dueto Oscuro, de Victoria Schwab

Un Dueto Oscuro - Editorial Puck - 480 páginas - Español

El mundo cae a pedazos. Y ellos también. Kate Harker no teme a los monstruos. Los caza. Y lo hace muy bien. August Flynn alguna vez tuvo el anhelo de ser humano. Pero ya no. Tiene un papel que cumplir. Y va a cumplirlo, cueste lo que cueste. EMPEZÓ LA GUERRA. LOS MONSTRUOS ESTÁN GANANDO. Kate tendrá que regresar a Verity. August tendrá que dejarla entrar otra vez. Y un nuevo monstruo espera... un monstruo que se alimenta del caos y que hace aflorar los demonios internos de sus víctimas. ¿Cuáles serán más difíciles vencer: los monstruos contra los que pelean, o sus monstruos internos?
Mi opinión
Esta es la secuela de Una Canción Salvaje, y como tal, esperaba mucho de la misma. Con el primero, como dije en la reseña, me había pasado que no logré conectar del todo con Kate y que había esperado más oscuridad que no obtuve, por lo que esperaba encontrarlo en esta segunda parte. Por suerte, fue exactamente lo que encontré.

En el libro anterior no terminaba de entender a Kate, entender lo que la motivaba, lo que la llevaba a ser como era. O sea sí, me lo explicaban, pero sentía que le faltaba algo. En este libro, por el contrario, logré entenderla y conectar con ella al punto de que no paraba de sufrir cada vez que le pasaba algo. Y con August…bueno, con August conecté desde el primer libro, logré entenderlo siempre y se me estrujaba el cora cada vez que sufría. LEAVE MY SON ALONE.

Un Dueto Oscuro Fanart
(Artista)
Como dije al principio, la oscuridad que esperaba encontrar estuvo más que presente. Si bien el anterior también lo era, en este se nota mucho más el análisis que se hace a la naturaleza humana. La diferencia es que está más centrado en las consecuencias que tiene en la mente, en cómo se lucha contra la oscuridad, contra pensamientos que van en contra de lo que la persona realmente piensa (o quiere creer que piensa), en cómo es una pelea interna constante, donde no se sabe qué lado va a ganar pero que, de cualquier forma, la persona que tiene que soportarlo sale perdiendo de una manera u otra. No es solamente una oscuridad externa, sino que es algo dentro de cada unx, y cada personaje tiene que aprender a manejar por su cuenta. Y este es el aspecto que más destaco del libro, y lo que me llevó a ponerle la puntuación que le puse: es increíble cómo se trata el conflicto de los demonios internos. No pasa de un día al otro, no tenés un cambio abrupto. Que igual ojo, podría haber sido, pero contarlo así, de a poco, como un proceso, es mucho más impactante. Podés ver cómo los personajes intentan enterrar esa oscuridad que los persigue, cómo luchan contra eso, cómo van perdiendo terreno y cómo lo vuelven a ganar para volver a perderlo. Es desesperante, y ese es justamente el punto.

Me hubiera gustado ver qué pasaba con la gente que Kate conoció en Prosperity porque quedaron un poco colgados después de que ella vuelve a Verity, y no nos cuentan demasiado para empezar tampoco, pero los demás detalles que quedan abiertos no me molestaron, sino que me pareció que explicarlos hubiera sido perjudicial para la historia. Hay veces que es mejor dejar detalles a la imaginación de cada lector que explicar cada cosa en absoluta profundidad, y esta fue una de esas veces. Ese final, así como está, agridulce y todo, es perfecto. Creo que no es un final para todxs, y que seguramente haya gente a la que no le guste, pero a mí me encantó.

Anécdota divertida, un día que lo iba leyendo en el subte, se me acerca una chica, y cuando levanto la cabeza la reconocí. Era Nadia, que trabaja para Urano como prensa. Puede que la hayas visto en algún evento de Puck. Me preguntó si sabía que la autora venía a la Feria, a lo que le dije que sí, que por eso estaba leyendo sus libros, y después nos quedamos charlando un par de estaciones, hasta que ella se tuvo que bajar y yo seguí camino hasta la parada de colectivo para irme a mi casa. Ya en el colectivo, lo terminé, y no sé qué cara habré puesto porque una chica me preguntó si estaba bien. NO, NO LO ESTABA pero tuve que decirle que sí para mantener la dignidad (?) (mentira, la dignidad la perdí hace rato).

Conclusión, es una bilogía más que recomendable, oscura, turbia y genial, y si sos de Argentina y tenés la posibilidad de ir a la FIL 2019, aprovechá la visita de la autora para tenerlos hermosamente firmados.

Puntuación: 5/5
1 estrella 1 estrella 1 estrella 1 estrella 1 estrella
Firma: Xime

¿Querés seguir leyendo?

0 comentarios