[Reseña #138] #famous, de Jilly Gagnon

En esta historia de amor moderna, a chica le gusta chico, chica le saca foto a chico y la sube a Internet, chico se vuelve famoso accidentalmente. Y lo que empieza como un chiste inocente termina en un tornado de aventuras que podrían cambiar la vida de ambos —y sus corazones— para siempre. ¿Pero el amor y la fama valen el precio?

La realidad es que ya ni me acuerdo cómo llegué a este libro. Calculo que lo habré visto por alguna booktuber de las que miro, me llamó la atención, lo conseguí, lo leí. Lo típico. Y por lo general la pego cuando es así, pero este no fue el caso.

El concepto es el mismo que el de Alex from Target, ese chico al que le sacaron una foto y de la noche a la mañana se hizo viral solo por su cara, y terminó en lo de Ellen. Es eso, tal cual, incluyendo a la versión ficticia de Ellen que ni me acuerdo como se llama (así me marcó este libro...).
Resultado de imagen para alex from target
Este es el susodicho (?) y la foto que
se hizo viral


Y ese concepto fue el que me llamó la atención desde un principio, porque me gustan los retelling pero nunca había ni escuchado ni leído alguno de un tema tan contemporáneo, de algo que viví cuando pasó. (¿Te imaginás un retelling del vestido? (?)). Por eso es que quise leerlo, pero dejó mucho, MUCHO que desear...

Empiezo por los personajes que es en lo que se centra esta historia, y en todo lo que le erró. El protagonista masculino, Kyle, que vendría a ser Alex, fue un pedazo de cartón. O no, mejor dicho, una marionetita de la autora que hacía lo que le convenía a la historia y no lo que haría si fuese una persona real. Molestísimo, pobremente construido, colgado de la palmera más alta. Decir inútil me parece un poco mucho, pero más o menos. La protagonista femenina, Rachel, no es un pedazo de cartón solo porque es la que narra, porque sino también lo sería. Si hay algo que me molesta mucho, y es algo que pasó bastante en este libro, es cuando te pintan a un personaje de una manera, te dicen que es así y asá, pero a las dos páginas reacciona a una situación de la manera contraria en que te dijeron que lo haría. No podés intentar convencerme de que un personaje es de una manera si a los dos segundos me demostrás que es algo distinto. Por otro lado, la mejor amiga, Monique, es un means to a goal, una forma de llegar a un objetivo, una manera de hacer que la trama se mueva para donde la autora necesitaba, pero no es una persona. ENCIMA hay una chica más, Jessie, que nos cuentan que era amiga de Rachel pero se pelearon y ahora Jessie es la más cool de la school. Típico (aunque doy fe por experiencia personal de que pasa, aunque suene re cliché, PASA). Hasta ahí veníamos bien (ponele), pero aparece re poco, nos cuenta que eran amigas pero ya no, se pelean un poquito en la actualidad y PUM no apareció nunca más ni se dice más nada del tema. Si vas a meter un personaje que tenga sentido y continuidad, ¿no? Son TODXS muy pobres, les falta desarrollo de acá a la luna, aparecen solo cuando es necesario y de la forma que es necesaria, y el resto del tiempo brillan por su ausencia. La única que me venía medianamente gustando fue Emma, la pareja/ex-pareja (no me acuerdo...) de Kyle, y ni eso me dejaron tener porque la arruinaron con la típica de ponerse en contra de la actual y ser innecesaria y clichísticamente resentida (?)

Está todo muy por encima, sin darme tiempo a encariñarme de los personajes, de quererlos, de sentir por ellos. No me dio tiempo a nada. Tan así, que cuando se besaron, fue como "ah, qué bien...bueno qué sigue" Y NO, NO TIENE QUE SER ASÍ. En este tipo de libros, el primer beso (o el primer beso en el libro, al menos) tiene que ser explosivo y volverte loca, y no pasó. En absoluto. Se podrían haber dado un beso o haberse pegado un tiro el uno al otro que era lo mismo, porque no me importaban.


Fue una decepción terrible porque esperaba mucho más, o como mínimo, que me guste. Le doy el crédito de que me mantuvo lo suficientemente entretenida como para continuar y terminarlo, y que la idea es original, pero no mucho más. Es una pena, pero es así che.

Puntuación: 2/5

¿Querés seguir leyendo?

0 comentarios