[Reseña #125] We Come Apart, de Sarah Crossan y Brian Conaghan

Datos we come apart

Nicu emigró desde Romania y lucha por encontrar su lugar en su nuevo hogar. Mientras tanto, la vida en la casa de Jess está eclipsada por la violencia. Cuando Nicu y Jess se conocen, lo que empieza como una amistad crece a un romance, conectándose por sus dolorosos pasados y esperanzadores futuros. Pero, ¿podrán salvarse el uno al otro, y a ellos mismos?

Mi opinión
Vi este libro por primera vez en el KEL del Unicenter. Ya no compro ahí porque tienen los libros CARÍSIMOS, pero nunca viene mal chusmear un rato y ver si encuentro algo nuevo que leer (y comprar en otro lado). Fue así que llegué a este. Estaba mirando, y vi que este era tapa dura. Tengo la costumbre de sacarle la dust jacket (¿cómo se llama en español?) y ver cómo es el libro en sí, por pura curiosidad, así que llamó mi atención por eso. Una vez inspeccionado el libro (?) leí la sinopsis, lo hojeé un poco, y estaba decidido: tenía que leerlo.

extracto we come apartY es que tiene una peculiaridad. Está contado como en poesía. O bueno, no realmente como la conocemos, sino más como la poesía de Rupi Kaur, más ese estilo moderno que surgió no hace tanto. No tiene nada de prosa, pero tampoco es la poesía tradicional o que sigue las reglas. Siendo el tipo de historia que es, pensé que podría salir algo muy interesante de todo esto.

Interesante fue seguro, pero no fue una cosa impresionante que quiero mostrarle a todo el mundo y acercárselo a dos centímetros de sus caras para que quede claro que tienen que leerlo, o hipnotizarlos para que lo lean (?) Tuve mis conflictos, pero empecemos con lo positivo.

Es cortito, súper rápido de leer, y re dulce. No dulce nivel Anna and the French Kiss, pero dulce al fin. Te transmite esa ternura a pesar de todo, te deja ver cómo los personajes se quieren. Con pocas palabras logra un montón, más de lo que pensé que haría. Además, el hecho de que Nicu sea de Rumania y que no tenga dominado el inglés, le da un toque especial.

Resultado de imagen para we come apartY hablando de eso, Nicu no sabe tanto inglés, por lo que escribe como puede y como le sale. Por eso pienso que es necesario entender bastante bien inglés para interpretar lo que quiere decir. Algo como saber las reglas para poder romperlas. Es como cuando una persona que no sabe español intenta decir algo y usa un tiempo verbal mal, o un artículo, o todos esos errores que, si sabemos español bien (y si estás leyendo esto es que sabés), podemos "corregir" en nuestras cabezas para darle un sentido y entender a pesar de dichos errores *recuerda el "una sacapuntas" de Liam*. Me pareció que esto le dio una...sazón especial a la lectura. Su perspectiva fue la que más me gustó, porque tenía momentos más profundos, de introspección, y los compartía con el lector. En cambio la perspectiva de Jess fue más comunacha, y hasta me pareció innecesario el formato poesía, porque leía todo de corrido. Con Nicu, hacía las pausas; con Jess, leía todo de una, como leería en prosa. Tal vez si uno hubiese sido prosa y el otro en verso, habría quedado mejor.

Por esto mismo fue que por momentos se tornaba pretencioso. El formato en verso dejaba de funcionar y se transformaba en querer destacar solo porque sí, y no hacer algo para que venga solo sin llamarlo, como los que se van sin que los echen (?) Era por momentos, no siempre, pero cuando pasaba era una distracción terrible.

De todas formas y por más que no lo parezca, me gustó mucho. Como decía al principio, no me voló la cabeza, pero sí me llegó.

En conclusión, es una historia importante, impactante y dolorosa, que fue rapidísima de leer, entretenida, y disfruté mucho. Es un libro que me gustaría tener en físico a pesar de mis conflictos con él, porque es una lectura para revisitar cada tanto y encontrarle nuevas vueltas. Total, se lee en una tarde cuanto mucho.

Puntuación: 4/5
1 estrella1 estrella1 estrella1 estrella

¿Querés seguir leyendo?

0 comentarios