[Reseña #120] A Todos los Chicos de los que me Enamoré, de Jenny Han

Lara Jean guarda sus cartas de amor en una caja. No son cartas que le hayan enviado, las ha escrito ella, una por cada chico de los que se ha enamorado. En ellas se muestra tal cual es, porque sabe que nadie las leerá.

Hasta que un día alguien las envía por equivocación y la vida amorosa de Lara Jean pasa de «imaginaria » a estar totalmente fuera de control.
Había visto este libro infinidad de veces, principalmente en el canal de Clau (la booktuber mexicana), y aunque me llamaba un poco la atención, siempre prefería elegir otro antes que éste. Me enteré que salía la película, y me dije “Tengo que leerlo”... tampoco lo leí. Hasta que me dije BUENO BASTA y lo empecé. Como no esperaba la gran cosa, no me decepcioné, pero podría haber sido mejor.

Imagen relacionadaEmpezando por lo positivo, fue súper tierno y entretenido. Pude verme reflejada en muchos aspectos de la vida de Lara Jean, y me gustó mucho leer sobre su relación con su familia, más que nada con sus hermanas. La relación de las hermanas Song es buenísima, es lo más de lo más, y me encantó cómo logró transmitir lo que significa tener una hermana, desde lo más grande hasta los detalles cotidianos.

Lo leí a mitades de diciembre (sí, lo sé, hace un montón), y sin quererlo, encontré el libro perfecto para Navidad. Está situado, justamente, en las épocas en que lo leí, por lo que los sentimientos de alegría y esperanza que, en mi experiencia personal, suelen acompañar las festividades, se transmitieron con mucha más fuerza. Es adorable, hay horneado de galletitas, hay nieve, hay frío, incluso si Baires era un infierno en ese momento, era como si estuviera abrigada al lado del fuego de un hogar tomando chocolate caliente y tapada con una manta.

Tuve un conflicto emocional con Kavinsky (?) pero no por su personaje en sí, que me pareció genial, tierno y para nada lo que esperaba, sino que cada vez que leía Kavinsky me acordaba del Kavinsky de The Dream Thieves, de Maggie Stiefvater, que no tiene absolutamente nada que ver con el de éste libro y que son extremos opuestos. Me distrajo un poco al principio, pero después llegó un momento en que me acostumbré y dejé de lado mi conflicto.

Otro detalle no menor es que cada vez soporto menos los triángulos amorosos. Me parecen malísimos, no los aguanto, y son con los dedos de una mano que cuento los libros con un triángulo que no me molesta. Éste estaría incluido en esa lista, porque me pareció, dentro de todo, bien llevado y no un tire y afloje de cada lado, que va y viene, va y viene, va y viene. O tal vez fue que disfruté tanto los otros puntos que esto no me molestó tanto.

Resultado de imagen para to all the boys i've loved before fanartEn cuanto a los puntos negativos, si bien me entretuvo y me hizo morirme de amor más de una vez, sentí que en muchas páginas no me dijo prácticamente nada. Pasó poco en cuanto a avance de trama, y ojo que no es eso en sí lo que me pareció negativo, porque The Raven Boys es un tanto así, que desparrama la trama en varios libros pero individualmente desarrolla los personajes, pero acá me pareció un tanto… meh.

Y también hay que decirlo, el drama es bastante típico. Bien llevado, pero típico. Sacando lo de las cartas, es una fórmula que ya leí mil veces, y no me entretuvo lo suficiente como para no notarlo. Fue un intento de slow burn que no me convenció, porque no pasaba nada, no pasaba nada, no pasaba nada, y PUM de repente pasó todo, y para mí no es así como funciona. Es que va pasando de a poquito justamente, y no que se mantienen a quince metros de distancia (emocionalmente, quiero decir) en todo momento hasta que pintó quedar a dos centímetros. NO. Aunque el factor de relación falsa me puede, tengo que confesar. El slow burn y las relaciones falsas me pueden, qué querés que te diga.

Y el conflicto principal, el de las cartas, se resuelve de una manera que yo me quedé como: "Pará, ¿esto es todo?". Te esperás una cosa atravesada, con vueltas o, no sé, algo más interesante que lo que realmente pasó. Incluso si hubiera quedado así, pasó como nada. Se sabe cómo se mandaron las cartas (que lo tenía spoileado, pero igual me pareció predecible) y no pasa nada, no hay casi reacción.

Ahora, volviendo con algo positivo, COMO SE LE OCURRE TERMINAR ASÍ. Es tremendo cliffhanger que te deja queriendo agarrar ya ya ya el siguiente y saber qué es lo que va a pasar, cómo continúa la historia y cómo va a terminar.

En conclusión, fue una lectura rápida, divertida, pero con sus conflictos. Pensé que iba a disfrutarlo más, pero tampoco es que la pasé mal leyéndolo. Eso sí, quiero ver la película cuando salga, porque me parece que –sacrilegio de lado– voy a disfrutarla más, y me voy a morir de amor con Kavinsky y Lara Jean.

Puntuación: 3.5/5

¿Querés seguir leyendo?

1 comentarios

  1. Hola, nueva seguidora; felicitaciones por blogs y reseñas; este es el último publicado por mí: https://ioamoilibrieleserietv.blogspot.it/2018/02/recensione-lui-vuole-me-ava-lohan.html

    si quieres te espero como lector (puedes encontrar el blog en Facebook e Instagram como: ioamoilibrieleserietv)

    Gracias

    ResponderEliminar