Conociendo autores #7: ¡Esther Sanz y Madeleine Roux!

¡Hola, hola!

Soy un desastre chicxs... ¡me había olvidado de esta sección! Pero está de vuelta, y a tiempo para terminar con los autores que conocí en la Feria del Libro del 2017, y este año poder escribir (con algo de suerte) muchas entradas más después de la Feria de este año. No te puedo explicar lo que estoy esperando poder escribir (uff, cuatro verbos juntos...¿se puede eso?) la entrada de cuándo conozca a Maggie Stiefvater. Quiero que pase yayaya.

Pero hoy no nos estamos centrando en eso, sino en Esther Sanz y Madeleine Roux, autoras de Si el Amor es una Isla y Asylum, respectivamente (entre otros).

El año pasado hice unos mini-pósters con frases de los libros de los autores o autoras que iba a conocer (podés verlos en mi Instagram, bajando bajando hasta llegar a mayo del año pasado), entonces, tuviera su libro o no, tenía algo que firmar. Al menos como un recuerdo de haberlxs conocido. Pero hubo algún que otro pequeño conflicto...

Empecemos con el encuentro con Esther Sanz, o como me gusta llamarlo, "soy una caradura y esto no lo vuelvo a hacer NUNCA".



No leí nada de Esther Sanz. Sip, nada de nada nadita. Así y todo hice póster, fui y le pedí que me lo firme. En esta fila fue que conocí a Agus, y descubrí que también le gusta Maggie Stiefvater. En dos minutos arreglamos juntarnos para la firma que nunca pasó, ¿capaz se da este año? En fin, la fila era re corta, así que me quedé esperando mientras mi hermana hacía la fila de Cecelia Ahern, que era más larga, así que me daba tiempo de llegar a las dos. Esperé unos, no sé, ¿veinte minutos? No fue mucho. Cuando llegué a ella, estaba en un escritorio y vos te sentabas al lado. La saludé, me senté, y le puse el póster enfrente. Me dijo que le gustaba mucho.

Ahí fue que abrí la boca de más.

Verás, mi honestidad a veces se transforma en sincericidio, y este fue el caso. Le dije que no había leído ningún libro suyo pero que había hecho el póster porque quería conocerla. Le cambió la cara no sabés cómo, y no es para menos. Una persona va a una firma de un autor o autora porque conoce su obra y la disfrutó, y no hacer la estupidez que hice yo de no haber leído nada pero querer una firma sólo porque sí. Así que la vergüenza me carcome hasta el día de hoy, pero de todas formas nos sacamos una selfie y ella me firmó el póster. Le habrá cambiado la cara pero la buena onda no se fue nunca.



Así que desde ese día me dije que nunca más iba a ir a una firma de un autor/a del que no hubiese leído al menos UN libro. Es sentido común, pero a veces tenemos que aprender algunas cosas a los golpes.

Por suerte, no fue lo que pasó con Madeleine Roux. De ella sí había leído sus libros, me había leído toda la trilogía Asylum para estar lista y, en caso de que me gustasen, comprármelos ahí en la Feria y que me los firmase. ¿Leíste mi reseña de Asylum? Te la dejo acá por las dudas, pero la cuestión es que NO ME GUSTÓ. Y yo ya había hecho el póster. Ahora, eso es lo de menos, porque en todo caso me lo quedaba y listo. El tema es que me súper gustó cómo quedó ese, y quería que lo firme de todas formas. No iba a cometer el mismo error que con Esther, eso obvio que no, simplemente quería que lo viera.

El problema llegó cuando, al ir a ver la fila, era ETERNA. Bah, como lo son generalmente, pero ese día teníamos que hacer otra cosa, y si nos poníamos en esa fila, no terminábamos más. Así que junté coraje y me fui al principio de la fila, para esperar a que llegue, llamarla y dárselo. A esta altura no buscaba que lo firme, sino que lo tuviera ella. Por eso me fui al principio de la fila, porque era sólo darle un papel (de mayor gramaje, pero papel al fin). Si hubiera sido firma no me daba la cara porque es una falta de respeto a los que están esperando, y es una cosa horrible saltarse filas. Solo darle el póster no tomaba tiempo, no le robaba tiempo a lxs que estaban primerxs, y yo me iba contenta.

Cuando llegó y se acomodó, te imaginarás que se acumuló mucha más gente alrededor mío y empezaron los empujones. Ya había acomodada una cinta así que no es que podía ir más lejos. O sea que no me iba a escuchar si la llamaba, no llegaba a dejárselo en la mesa, y claramente no se lo podía revolear (?)

Por segunda vez, junté coraje y le pegué el grito a Leo Teti, editor de V&R, que estaba ahí ayudándola a acomodarse y organizando. Dentro del caos, me escuchó, así que le pedí si se lo podía dar, que no quería que lo firme ni nada, sólo que se lo diera. Así hizo, ella me vio, me sonrió, me agradeció, y yo me fui súper contenta. Y no sólo eso, sino que cuando volví a casa, lo subí a Instagram etiquetándola, y le puso Me Gusta. Fue el pack completo.

(La primera de la lista)

Así que en conclusión, fueron dos encuentros súper lindos que llevo en mis recuerdos siempre, y el tema de los pósters es algo que espero poder repetir este año... pero con autores y autoras de los que leí su obra.

¡Besos y nos leemos el martes!

¿Querés seguir leyendo?

8 comentarios

  1. Hola Xime!
    Me reí muchisimo con tus anécdotas jajajajaj, perdón. Me imagino la cara de Esther cuando le dijiste eso, pero no te creas que has sido la primera ni la última que va a que le firme un autor sin haber leído sus libros. Así que no es para ponerse mal.
    Yo también estuve ese día en la feria <3 pero estaba en la fila de Cecelia así que mas que pasar por donde estaba Esther no pude, de todas maneras yo tampoco leí ninguno de sus libros.
    Y lo de Madeleine es re lindo que hayas podido hacerle llegar el poster, seguramente será un lindo recuerdo para ella.

    Estoy muy ansiosa por saber quien viene a la feria este año, sobre todo porque yo ya tengo una fecha inamovible para viajar así que no me puedo adaptar a los autores pero a esta altura me extraña que no haya más gente confirmada además de Maggie.

    Espero que puedas conocer muchos mas autores y nos traigas más anécdotas divertidas. (pero sin pasar verguenzas jaja)
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gime! Qué bueno que te hayas reído, saco algo positivo de mis vergüenzas jajaja siiiiiii ya quiero saber quiénes vienen! A esta altura es cuando empieza a aumentar la ansiedad a doscientos mil por ver a quiénes vamos a ver. Cada vez tardan más en confirmar los autores, hay veces que anuncian, no sé, dos semanas antes, y no es del todo justo para los que tienen que venir de lejos y necesitan tiempo para organizarse. Esperemos que tengan en cuenta eso y anuncien más temprano. Y en cuanto a las anécdotas, ojalá que sí pueda conocer a más, pero no dudo que seguro pase vergüenza, es como un talento natural (?) y espero que vos también conozcas a muchos autores en los días que vengas, besos!

      Eliminar
  2. Hola!
    Ajaja me reí mucho con tu entrada! Aparte me siento bastante identificada con el sincericidio, jajaja.
    Igual dudo que hayas sido la única que va a que le firmen un libro sin haberlo leído, jaja. Al menos fuiste honesta(? Y lo que cuenta es la experiencia.
    Ojalá puedas conocer a más autores este año!
    Oh! Y me gustaron mucho los carteles! Yo soy malísima para elegir y combinar fuentes xD
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Agos! Me alegra que te haya causado gracia, al menos la vergüenza valió la pena jajaja seguro que no fui la única, pero me podría haber guardado el comentario :P ojalá pueda, y ojalá vos también. Gracias, y besos!

      Eliminar
  3. Hola! buenos dias! que hermoso es poder conocer a autores que nos gustan, o en tu caso, autores nuevos, me encanta que la FILBA nos de esa posibilidad, deberiamos valorarla aun poco mas, ¿De verdad Esther te puso mala cara? no lo puedo creer jajajaja, saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Capaz mi culpa hizo que interpretara su cara como mala (?) de cualquier forma, tenía toda la razón del mundo para mirarme mal jajajaja es genial que cada año la FIL se supere más y más con los autores que trae, veremos quiénes vienen para esta edición, besos!

      Eliminar
  4. Hola! Siempre es lindo poder conocer a autores, músicos o actores que nos gustan mucho, por lo que admito que tu entrada me causó gracia jaja. Fue muy graciosa la parte de Esther, aunque si hubiera estado en su lugar no me habría parecido así jaja. Muy buena entrada, saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Claro, la anécdota es cómica pero a ella no le debe haber hecho ninguna gracia jajaja pero de los errores se aprende :P besos!

      Eliminar