Conociendo Autores #5: Florencia Bonelli

¡Hola! ¿Cómo andas? Espero que de lo mejor, sobre todo si tenemos en cuenta que es finde largo *festeja arriba de la mesa*. Eso, claro, si sos de Argentina, porque sino...bueno, capaz no :(

Para el día de hoy, como bien dice el título, tengo otro Conociendo Autores. En este sábado te cuento un poco sobre cuándo conocí a Florencia Bonelli, allá por el 2015.

Fue en el marco de la Feria del Libro. Como dije un par de veces, pero lo repito por si no lo sabías, todos los años desde hace un tiempo me leo el cronograma completo de la Feria de arriba a abajo. To-do, sin dejarme nada atrás para asegurarme que no me pierdo de nada que me interese y que puedo asistir a los eventos que quiera, revisando horarios y stands (asegurarse de eso nunca viene mal). Y como si eso no fuese suficiente, también me doy un paseíto por las redes sociales de las editoriales más conocidas para ver si anunciaron algo que en el cronograma no esté (porque eso también pasa). Y así fue que descubrí que Flor estaría en la Feria firmando ejemplares, y que si descargaba un cupón, podía entrar gratis ese día, que era un sábado. Claramente fue la gloria.

Resultado de imagen para gifs happy

Así que me descargué uno para mí, otro para mi hermana, y nos fuimos. No sé como a qué hora llegamos pero fue a la tarde, después de haber almorzado. En cuanto entramos, recorrimos un poco, y para cuando fuimos a ponernos en la fila... NO SABES LO QUE ERA. Daba 8324932840 vueltas entre todos los stand, de acá para allá, iba y volvía, se agrandaba y se achicaba. Conclusión, era un pequeño gran desastre. Pero bueno, podía ser peor, así que nos pusimos en la fila nomás.

Esperamos, esperamos, esperamos. Nos turnamos para ir al baño, nos sentamos, nos paramos, dimos un par de vueltas en el lugar, charlamos. Me parece que mi hermana había llevado en el bolso unas galletitas que a mí no me agradan demasiado pero a ella sí. Supuse que estaríamos un par de horas, pim pam pum afuera y a comer, no tendría que bancarme las galletitas que no me gustan del todo...BUENO NO.

Esperamos la vida para llegar a que nos firme. Horas y horas y horas para que me firme un libro que ni siquiera me había encantado, simplemente me había gustado y quería que me lo firme. Para cuando me di cuenta que la fila venía para rato ya habían pasado un par de horas y no me iba a ir. Fue un "ESTUVE UN MONTÓN DE TIEMPO, AHORA ME QUEDO" y así lo hicimos, pero no sin sufrir (?)

Resultado de imagen para gifs suffering

Iba pasando el tiempo y me agarraba cada vez más hambre, cada vez más sed, cada vez más sueño. Esa combinación, sumado al esperar en una fila, conmigo es la receta para una bomba atómica. Pero resistí el tremendo mal humor, me comí de mala gana un par de galletitas para que el estómago me bancara un ratito más y aguanté no dormirme sentada. Con la sed no había con qué darle, porque comprar adentro de la Feria es para que te arranquen la cabeza, así que no gracias. Encima las galletitas eran saladas o sea que peor. Uf, eran muchas cosas juntas.

Pero al final logramos llegar a ella. Pasamos, me firmó el libro, me sacaron la foto que está más abajo, y ahí nos fuimos. Para colmo ni siquiera está mirando para la foto, pero bueno, podría haber sido peor.



¿Sabes a qué hora salimos de La Rural? A LAS ONCE DE LA NOCHE. La Feria cierra a las 10, nosotros salimos a las 11 cuando ya todos los stands estaban cerrados, no había nadie más, estaba todo oscuro. Re turbio todo. Y no te puedo explicar las ganas que tenía de clavarme un Cuarto de Libra e irme a dormir. Te soy honesta, no sé qué pasó después porque no me acuerdo, tenía demasiado sueño, demasiada hambre y demasiada sed como para pensar (?)

Pero sí, lo logramos. Después de sufrir durante casi todo el día, logramos la firma. Siempre me pareció que en vez de una X al principio de Ximena, escribió una K. ¿Soy la única?

Esa es toda la historia por hoy. ¿La conocías o es una autora que no te interesa? :P

¡Nos leemos el martes!



¿Querés seguir leyendo?

0 comentarios