sábado, 20 de agosto de 2016

[Reseña #80] Sweet Evil, de Wendy Higgins


Abraza lo prohibido.

¿Y si hubiera adolescentes cuyas vidas dependen literalmente de ser una mala influencia?

Esa es la realidad para los hijos e hijas de los ángeles caídos.

La compasiva chica sureña Anna Whitt nació con el sexto sentido de ver y sentir las emociones de otras personas. Es consciente de una lucha consigo misma, una inexplicable atracción hacia el peligro, pero Anna, la chica buena por excelencia, siempre ha tenido la ventaja de tener un lado angelical para balancear la oscuridad en su interior. No es hasta que cumple dieciséis años y conoce al atractivo Kaidan Rowe que descubre su terrible legado y su fuerza de voluntad es puesta a prueba. Él es el chico sobre el que te advirtió tu padre. Si tan solo alguien le hubiera advertido a Anna.

Forzada a enfrentar su destino, ¿Anna aceptará su halo o sus cuernos?
En realidad no quería empezar una serie o trilogía, pero bueno, estas cosas pasan. Además, al ritmo que voy, termino los tres libros en un par de días. Oops.

Paso a contarles la situación: viernes a la madrugada. Volvía del cumpleaños de mi primo, me quedé un rato en la computadora revisando redes sociales, escribiendo para el concurso de la FIL, terminando de revisar la reseña anterior (les dejo el link acá por si les interesa) y a eso de las 3 de la mañana, me fui a acostar. Seguía sin tener sueño y tenía ganas de leer algo nuevo, así que busqué en el iPod a ver qué tenía. Estuve un rato buscando y viendo a ver qué llamaba mi atención, hasta que dije "Bueno, no quería empezar una trilogía, pero quiero un poco de fantasy o paranormal" y así terminé leyendo este libro. No solo eso, sino que a las 3:15 am lo empecé, y LO TERMINÉ A LAS 8:45 AM. Así de adictivo (mientras escribo esto tengo solo 4 horas de sueño encima, sepan entender si la empiezo a flashear *emoji del monito con los ojos tapados que Blogger se niega a mostrar*).

Claro, no tenía sueño, pero el poco sueño que empecé a tener a eso de las seis se evaporó cuando seguí leyendo. Porque no te deja soltarlo en ningún momento. Es interesante, entretenido, y como dije antes, adictivo. Terminas un capítulo y no podes no querer saber qué pasa después, seguir hasta el final, no dejarlo por nada del mundo #GoBigOrGoHome

Ya desde la idea me encantó. Y cuando me empecé a dar cuenta que la trama estaba bien desarrollada, fue como: 


Suele pasar que una idea es buenísima y que cuando empezas a leer te das cuenta que queres sentarte en una esquina a pensar como fuiste tan gi-INGENUO/A de pensar que estaría copado. En este caso no pasó, disfruté mucho cómo manejó la situación la autora y cómo desarrolló todo, sin dejar nada colgado. Todo tenía sentido y lo que no existe en la realidad (o creemos que no #TeoríasConspirativas (?)) lo entendías rápido. Lo más complicado es acordarte qué demonio corresponde a qué pecado capital, pero nada con lo que no te ayude el mismo libro al recordártelo.

(Los Nephilim puede ver auras, y estos son los
significados de los colores)
Los personajes me gustaron, también. Hoy 13 de agosto a la mañana (caradura, mañana dice, AL MEDIODÍA), estaba pensando en el libro y en no sé qué situación y me decía a mí misma que así no reaccionaría Anna, que ella era de otra forma. Y que con Kaiden era más complicado verlo así porque él era más impredecible. Yo creo que ese debería ser el objetivo de todo autor: lograr que el lector conecte de tal manera con tu personaje y lo conozca tanto que hasta logre decir qué haría o diría en x situación. Además, me gustó que nunca saltara con cualquiera con respecto a esto, porque cada uno de los Nephilim (hijos de humanas y demonios/ángeles caídos), al menos los que nos presentan en el libro, es hijo de uno de los duques de los demonios, y cada uno corresponde a un pecado, y se comportan como tales. A lo que voy con esto es que cada uno de ellos, por más que quieran, no pueden evitar lo que son. El hijo del demonio de la envidia no puede evitar querer provocar envidia en el resto, así como el de la lujuria no puede evitar hacer que las chicas se le tiren encima. Un par de reacciones de Anna no me gustaron, pero no porque estuvieran fuera de personaje, sino porque no me gusta cuando las personas son así. Así que más puntos para la autora, por lograr que vea los personajes como personas.

Hay un triángulo amoroso por ahí medio colgado, pero capaz que en el primer libro está colgado y en el resto lo va desarrollando más. Espero que así sea, porque sino, queda muy fuera de lugar y forzado ese triángulo.

El final me pareció indicado. No termina de cerrar las cosas porque, bueno, es una trilogía, pero tampoco te deja en un cliff-hanger tremendo, sino que una vez que la acción va bajando, te termina el libro, para que en el siguiente pueda terminar de bajar y después volver a subir. Además, estaba tan concentrada que cuando llegué a la última página que decía "Final del primer libro" fue como WHAT CUANDO PASÓ ESO y fue ahí cuando me di cuenta la hora que era y que tenía que dormir o morir en el intento.

En conclusión, me gustó muchísimo y ya quiero empezar el próximo, pero tampoco es que me voló la cabeza. Capaz que en los próximos la cosa mejora. Ya es buena, pero si mejora, sería increíble.

Puntuación: 4/5

Buy This Book from Book Depository, Free Delivery World Wide

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...