martes, 20 de enero de 2015

[Reseña #59] Hush Hush, de Becca Fitzpatrick

Un juramento sagrado. Un ángel caído. Un amor prohibido.
Nora Grey, una alumna aplicada en busca de una beca para la universidad, vive con su madre viuda en una granja a las afueras de Pórtland, Maine. Cuando Patch se convierte en su nuevo compañero de instituto, Nora siente a la vez atracción y repulsión hacia este extraño personaje que parece tener acceso a sus pensamientos. Luego se entera de que Patch es un ángel caído que quiere convertirse en humano. Nora está bajo su control, pero hay también otras fuerzas en juego y de repente se encuentra viviendo hechos inexplicables y en medio de una situación muy peligrosa.

Ya había leído este libro antes, allá por el 2012 o 2013, pero me dieron ganas de darle una releída. Me acordaba de algunos detalles, pero no de la mayor parte, por lo que pensé que sería bueno refrescarme la memoria. Sigo pensando igual que en el momento en que lo leí por primera vez. Me encanta.

Hush Hush cuenta la historia de Nora Grey, buena alumna, vive con su madre porque su padre murió, tiene una mejor amiga llamada Vee. Todo normal. Eso hasta que un cambio de lugares la enfrenta con Patch, el chico nuevo de cuarto año, misterioso, oscuro, peligroso. Casualmente, una vez que Patch aparece en su vida, también lo hace un acosador, que la persigue y quiere lastimarla. Nadie cree que debería acercarse demasiado a Patch, pero cuando lo hace, se siente segura. Sin embargo, descubre que Patch no es humano; es un ángel caído. Pero esa debería ser la última de sus preocupaciones. Incluso su vida podría estar en serio peligro.
No confías en nadie. Rectifico: sólo confías en la gente equivocada.
La trama me encanta. Todo lo que tenga que ver con ángeles caídos (así como los licántropos, que acá no tiene nada que ver) es un tema que toda la vida me llamó la atención. Me da curiosidad. Por esta misma razón fue que hace un par de años le pedí el libro prestado a mi hermana.

Becca te va llevando de una manera que el tiempo en el libro pasa lento, por lo que nada te parece acelerado, pero las hojas pasan rápido, por lo que cuando te querés dar cuenta ya terminaste el libro. No sé como hace, pero así es como lo sentí. Para mí el tiempo dentro del libro era un poco lento, lo necesario para que todo se desarrollara como tenía que ser, pero lo empecé tipo 11.30 o 12.00 de la noche y lo terminé a las 5 de la mañana (oops), con una sola interrupción de ¿una hora? o un poco más en la que intenté dormir y no pude resistir seguir leyendo.

Me encantan los personajes. Son todos muy diferentes pero geniales. En este libro no se le dio mucha participación a Marcie Millar y por esto quedaba medio colgada (igual me acuerdo que en el resto se destaca más, maldita Marcie). Pero el resto me parecieron buenísimos. Me identifiqué más con Vee. Además me encanta su personaje y cómo distiende el ambiente con sus comentarios o chistes. Nora me gustó, pero al lado de Patch... Dios, quién no le da más importancia a Patch. O sea, ES PATCH. Sé que si un chico me tratara como Patch en la vida real, así como trataba a Nora al principio, lo mandaría de una patada a China, pero está en un libro, así que es perfecto y todos lo amamos. Hay que reconocerlo. Si nos apareciera un Patch en nuestras narices y nos hablara de esa manera, una parte de nosotras caería rendida, pero otra parte reaccionaría como Nora. Por eso me gusta el libro también, porque las reacciones son realistas. Nada sacado de la galera, nada porque sí, nada porque se le cantó a Becca que así fuera, sino que una cosa lleva a la otra de manera fluida.
El problema de la atracción entre humanos es que nunca sabes si ésta será correspondida.
No me acuerdo bien mi primera reacción al final, pero estoy bastante segura de que fue ¿QUÉEEEEEEEEEE?. Más bien lo anterior al final final, porque no te lo esperas para nada. Y el final es lo más tierno que puede haber en el mundo y te deja fangirleando como una loca por un rato. Eso sí, si no supiera que es una saga, pienso que tranquilamente podría haber terminado en este libro. Claro, tiene un final algo abierto, pero no lo suficiente como para que digas "QUIERO LEER CRESCENDO YA". Es más bien tranqui. Te da curiosidad para continuar la saga, pero no te deja rebotando por las paredes pidiendo el segundo libro.

En fin, es un libro que recomiendo mucho. Es interesante, no te suelta y, además, ¿quién no quiere un poco de Patch Cipriano en su vida?

Puntuación: 5/5

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...