lunes, 29 de diciembre de 2014

[Reseña #56] Delirium, de Lauren Oliver

Una vida sin amor es una vida sin sufrimiento: segura, medida, predecible y feliz. Por eso cuando los habitantes de esta ciudad del siglo XXII cumplen los 18 años, se someten a la intervención, que consiste en la extracción de la parte del cerebro que controla las emociones. Lena espera ese momento con impaciencia, hasta que un día se enamora... A nadie le gusta estar enfermo. Afortunadamente, en el siglo XXII los científicos han encontrado la cura para la pandemia que, durante milenios, asoló el planeta. Un delirio que se contagiaba más rápido que cualquier otra enfermedad, afectando a cientos cada día, y a millones al cabo del año. Era tan grave que, encontrada la cura, el gobierno decretó su administración a todos los ciudadanos, a partir de la mayoría de edad. Lena Holoway está emocionada. Lleva años esperando cumplir los 18. Por fin recibirá la cura, por fin vivirá sin dolor, de un modo predecible y feliz. Por fin hay cura para esa enfermedad llamada amor.

Todas las reseñas que había leído y/o visto de este libro decían que al principio era lento y denso, pero después se ponía mejor. Sin embargo, en ningún momento me pareció denso. Sí algo lento, pero no denso. A mí me encantó de principio a fin.

Delirium trata sobre Lena (al principio lo pronunciaba como Lina, después me di cuenta que era sacado de Magdalena y sería Lena, pero para ese punto ya me había acostumbrado a decirle Lina en mi cabeza, ¿cómo lo pronunciarían ustedes?), una chica que vive en Portland. En ese tiempo, el amor es tratado como una enfermedad mortal, de la que se deshacen con una operación que se realiza cuando los adolescentes cumplen 18 años. Una vez hecha la operación, no sólo ya no sienten amor, sino tampoco ningún tipo de dolor emocional. Lena cree en la cura. Sus padres murieron, su padre de cáncer y su madre se suicidó cuando intentaron operarla por cuarta vez porque no se curaba. Ella creyó que no enfermaría, siempre había soñado con operarse, ser emparejada y vivir tranquila hasta el fin de sus días. Sin embargo, aparece un chico. Todo cambia desde ese momento: secretos que se revelan, mentiras que se desenmascaran, cosas que nunca serán iguales para nadie, para bien o para mal.

Como dije antes, el libro no me pareció en ningún momento denso. Pienso que la autora se tomó el tiempo necesario para que una acción llevara a la otra, para que las acciones quedaran justificadas y para que nada quedara colgado. Explica bien cómo se siente frente a todo Lena, cómo se maneja siempre la sociedad frente a determinada acción. Me gustó mucho que se tomara este tiempo porque de esa manera te encariñas más con los personajes.

Hablando de eso, me encantaron los personajes. La verdad no tengo mucho que decir de los personajes más que eso, que me encantaron. Aunque quiero leer el 1.5 que trata sobre Hana, porque me quedé con ganas de saber más de ella. También quiero leer el 0.5 que es de Annabel, la madre de Lena, para ver si explica algo más y qué es lo que dice.

La trama me pareció buenísima y muy entretenida, además de original. Nunca había leído algo con esta temática y creo que eso le jugó muy a favor al libro porque al ser la primera vez, no tenía nada con qué compararlo o a lo que nivelarlo de alguna manera.
Amor, la más mortal de las cosas mortales. Te mata tanto cuando la tenés como cuando la tenés. Pero no es así exactamente. Sos el que condena y el condenado. El verdugo, la cuchilla, el indulto de última hora, la respiración jadeante y el cielo tormentoso y el "gracias, gracias, gracias, Dios". Amor: te mata y te salva a la vez.
Algo que me molestó muchísimo pero que no tiene nada que ver con la autora sino con la traductora, es que estuviera en argentino, por decirlo de alguna manera. El tenés, dale, venite, hacés, y muchísimas palabras más que estoy tan poco acostumbrada a leer en un libro que me molestaba leerlo y en mi mente lo cambiaba a neutro. No podía evitarlo. Todos los libros que leo están en neutro, y que uno que encima está originalmente en inglés no lo esté me afectó mucho y me desconcentraba de la lectura. De cualquier manera, no bajé puntaje por eso porque no tiene nada que ver con Lauren Oliver y no sería justo, creo.

No me esperaba el final. Bueno, en realidad sí. Simplemente esperaba que fuera diferente de la serie y cuando fue más o menos lo mismo me sorprendí. La serie venía siendo tan diferente que pensé que habían cambiado el final, pero no. Ahora quiero correr a leer Pandemonium a ver qué es lo que pasa. Lo decepcionante es que me spoileé yo sola mientras buscaba fan art para la entrada. Oh well.

En conclusión, es un libro que me encantó. No tanto como otros, pero considero que se sigue mereciendo la nota.

Puntuación: 5/5

2 comentarios:

  1. Por fin alguien que piensa igual a mi con respecto a este libro. Ninguno de mis conocidos lo ha terminado de leer por que dicen que es denso, pesado y bla bla bla. Y yo simplemente no los entiendo, siento el libro es perfecto, toda la trilogía a mi parecer, no les cambiaría nada. ¿Serie? Hasta donde yo sabia sólo habían sacado el piloto y no la continuaron... Buena reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sisi, es el piloto y no la continuaron, quise decir el final del piloto jajaja gracias!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...