domingo, 13 de abril de 2014

[Reseña #6] Divergente, de Veronica Roth

En el Chicago distópico de Beatrice Prior, la sociedad está dividida en cinco facciones, cada una de ellas dedicada a cultivar una virtud concreta: Verdad (los sinceros), Abnegación (los altruistas), Osadía (los valientes), Cordialidad (los pacíficos) y Erudición (los inteligentes). En una ceremonia anual, todos los chicos de dieciséis años deben decidir a qué facción dedicarán el resto de sus vidas. Beatrice tiene que elegir entre quedarse con su familia... y ser quien realmente es, no puede tener ambas cosas. Así que toma una decisión que sorprenderá a todo el mundo, incluida ella.
Durante el competitivo proceso de iniciación posterior, Beatrice decide pasar a llamarse Tris e intenta averiguar quiénes son sus verdaderos amigos, y dónde encaja en su vida, enamorarse de un chico que unas veces resulta fascinante y otras veces la exaspera. Sin embargo, Tris también tiene un secreto, un secreto que no ha contado a nadie para no poner su vida en peligro. Cuando descubre un conflicto que amenaza con desbaratar, en apariencia, la perfecta sociedad en la que vive, también averigua que su secreto podría ser la clave para salvar a los que ama o... para acabar muerta.

Es un libro increíble. Últimamente, las distopías son lo más, lo cool, la moda, lo "in". Sin embargo, no es la típica distopía. Es original y única. Es entretenida y rápida de leer, a pesar de sus 487 hojas. La trama, si bien tiene partes que me parecieron un poco densas (pero no por eso aburridas o inútiles), es interesante y te captura. Te deja escapar de a ratos, pero no por mucho, porque en dos palabras te puede dar vuelta el mundo y nada puede moverse hasta que se arreglan un poco las cosas y las aguas se calman.
Los personajes me parecieron bien formados y completos, además de interesantes e identificables en ciertos aspectos conmigo misma o con personas que me rodean. Veronica logra darle una forma increíble a cada uno de ellos en sólo un par de capítulos. Claro que Tris se lleva la mayor parte, pero eso es obvio. Sin embargo, hubo una gran parte, en el principio, que se me hizo densa, como dije más arriba. Sabía que estaba describiendo a Tris, contando sus experiencias y explicando lo necesario para entender toda la historia, pero quería que hubiera un poco más de acción y menos relleno. No culpo a la autora, es algo que toda novela necesita, pero en esta se me hizo más notorio.
Ellos no quieren que actúes de cierta manera. Ellos quieren que pienses de cierta manera. Porque así eres fácil de entender. Porque así, no supones una amenaza para ellos.
Pensándolo bien, me di cuenta de que las facciones en que está dividida la ciudad son correctas, por decirlo de alguna manera. Son las facciones perfectas en las que todos deben estar divididos, los factores que todas las sociedades logran colectivamente dejar de lado, ignorar o fingir que son así, cuando no lo son.
Más allá de todo, la novela habla de sentir que uno no encaja dónde siempre estuvo y dónde todos suponen que debes estar, que debes tomar tus propias decisiones por vos mismo y que, por sobre todas las cosas, no podemos ser controlados.
Me digo que debo contar hasta tres y que, cuando acabe, seguiré adelante.
No es una novela que haya amado, pero no es para nada mala. Es muy recomendable, pero diría que a partir de los 13 o 14 años. No tanto por el contenido, sino para entenderla mejor. Sólo una opinión.
Los dejo con una frase que me dijo mi hermana después de que lo terminé, meses después que ella lo hubiera leído: "No somos sólo de una facción, todos somos divergentes".

Puntuación: 4.5/5

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...